Pleno aprobó ordenanza que permite la interpelación y censura de los funcionarios regionales. Por su parte, el gobernador no descarta acudir al Tribunal Constitucional para anular la norma.

El Consejo Regional de La Libertad aprobó el proyecto de la Ordenanza Regional N° 013-2020-GRLL-CR, que permite censurar e interpelar a los funcionarios de confianza del gobernador. Este nuevo Reglamento Interno aprobado ayer es parecido al Congreso, mientras tanto, Manuel Llempén no descarta acudir al Tribunal Constitucional (TC) para anular la norma.

La máxima autoridad regional mostró su negativa ante el consejo y explicó que se estaría vulnerando el principio de legalidad. “Estas figuras jurídicas son parte del derecho parlamentario, más no del derecho administrativo (del Consejo)”, precisó.

Pese a su desacuerdo, el Consejo aprobó la ordenanza y, para que surja efecto, solo se necesita de cinco consejeros para que se inicie el proceso de interpelación. Si el funcionario no obtiene la aprobación, será censurado y el gobernador tendrá 48 horas para retirarlo del cargo, “bajo responsabilidad funcional en caso de incumplimiento”.

Se defienden

El presidente del Consejo Regional, Greco Quiroz, se defendió alegando que la norma aprobada no obedece a “caprichos” de los consejeros. Afirmó que desfilarán por el banquillo de los acusados del Pleno aquellos funcionarios que incurren en presuntos actos de corrupción.

Por su parte, el gobernador Manuel Llempén no descarta acudir al Tribunal Constitucional a fin de frenar la ordenanza regional.