Vehículo era la única herramienta de trabajo de Wilfredo Guevara.

Las protestas de los agricultores trajo serias consecuencias a la propiedad privada. Algunos no comprendieron y perjudicaron a personas que no tenían nada que ver con las exigencia de la derogatoria de la Ley 27360. Es el caso de Wilfredo Guevara, quien no tiene la forma de solventar la economía de su hogar porque el camión le prendieron fuego.

«Fue un joven que estaba con una botella de gasolina, y le echó en la cola y le prendió con fósforos. De la nada lo hizo, se había subido a otro, pero la gente le pidió que no quemen, luego se bajó y se fue contra mi camión», expresó el propietario de la Unidad, Wilfredo Guevara.

El camión que fue quemado en la Panamericana Norte, en Virú, fue herencia de su padre y gracias al vehículo, logró sacar adelante a su familia. Su esposa y sus seis hijos, de los cuales, dos son menores de edad que todavía están a su cargo.

Wilfredo Guevara contó que la unidad de carga era su única herramienta de trabajo y que no tiene otras opciones para solventar la economía del hogar. Situación que se agrava con la pandemia que aún no se acabado en nuestro país. Se suma la deuda que adquirió producto de la quema de la mercancía incinerada.

Cualquier apoyo para la familia, se podrán comunicar al 964 642 243.