El túnel de 200 metros tenía instalaciones eléctricas, ventilación y agua. El Cártel de Sinaloa lo habría mandado a construir hace más de un año.

La Policía encontró un túnel de 180 metros que tenía como trayecto al establecimiento penitenciario, donde supuestamente los presos extranjeros vinculados al narcotráfico pensaban fugar. Así informó el comandante general PNP, César Cervantes Cárdenas.

“Se ha establecido que el túnel era para la posible fuga de internos vinculados al delito de tráfico ilícito de drogas, básicamente de nacionalidad extranjera”, señaló. Uno de los detalles que ofreció el agente policial es que el túnel tenía como dirección el restaurante del penal.

La longitud del túnel es de 180 metros y, según la hipótesis, habían trabajado entre 4 a 6 personas durante la madrugada por casi un año y medio.

Cabe mencionar que la vivienda fue alquilada por un ciudadano de nacionalidad colombiana y esta se ubica cerca al penal Castro Castro.