La provincia de Pacasmayo celebró sus 156 años de creación política y una de sus actividades fue conmemorar a las víctimas mortales de covid-19. Se sumó en el reconocimiento a los dos jóvenes que perdieron la vida en la Segunda Marcha Nacional.


Esta actividad consistió en el encendido de velas en memoria de los 232 liberteños que no pudieron vencer el covid-19. A ellos que lucharon hasta el final en cada hospital de la región y en sus domicilios.


También, se conmemoró a Inti Sotelo y Jack Pintado, jóvenes que fallecieron en la protesta del 14 de noviembre producto de la represión policial. Eso conllevó a que el entonces presidente de la República, Manuel Merino de Lama, renunciara al cargo.


La ceremonia se llevó a cabo en la Plazuela Rázuri de San Pedro de Lloc, donde se iniciaron una serie de palabras conmovedoras y oraciones por el descanso eterno de las víctimas.