En diferentes hogares, los padres, tíos, abuelos, entre otros, corrigen la postura de los menores, muchos mencionan “Se ve feo que una persona ande jorobada”. Sin embargo, no toman mucha importancia a que sus correcciones de postura también ayudan a mantener saludable la columna vertebral.

Según el artículo científico del Hospital Universitario Comandante Faustino Pérez – Cuba nos afirma que, el disco intervertebral sufre una carga que depende la postura que emplea la persona. Cuando una persona está sentada, la carga del disco varía entre un 60 % y 14 % de lo que sufre cuando está de pie, dependiendo de la postura utilizada.

Este artículo define a la postura como; la correcta alineación articular, dejando atrás la fatiga muscular, el dolor y la sensación de incomodidad corporal. Asimismo, asegura que en la sociedad no existe una preocupación por enseñar a los niños a cómo cuidar la columna vertebral, a pesar de que es algo que no cuesta y evita futuras lesiones.

Las lesiones de la columna no solo ocasionan dolor físico, sino que ocasiona alteraciones psicológicas. Esto es causado por aflicciones por no poder realizar actividades comunes de la vida diaria, perjudicando la vida socioeconómica y laboral.

Si presenta algún tipo de molestia en la columna vertebral, visite a un especialista para que pueda recibir las recomendaciones necesarias para su mejoría.