En los últimos tiempos la palabra estrés ha sido muy empleada para describir los problemas de salud física o psicológica que afronta un ser humano o hasta un animal. Y ¿Por qué sucede esto?. Desde inicios de la medicina se sabe que las emociones súbitas o prolongadas de frustraciones, provocan enfermedades o empeoran las ya existentes.

De acuerdo a un artículo científico de la Universidad de Ciencias Médicas de Granma – Cuba, el estrés está acompañado de un grado de ansiedad. Asimismo el estrés se clasifica en: estrés psicológico, estrés social, estrés económico, estrés fisiológico y estrés psicosocial.

El estrés puede presentar los siguientes síntomas: Dolor de cabeza, acidez, náuseas, mareos, dolor de pecho, espalda, cuello, micciones frecuentes. Además, la memoria disminuye, se sufre de espasmos gástricos, sudores fríos, fatiga crónica, insomnio, crisis de angustia, estreñimiento y diarreas.

Mientras que en las mujeres puede causar la ausencia de la menstruación, melancolía menopáusica, dolor de cabeza, infertilidad, anorexia, bulimia. Los hombre pueden verse afectados en la disminución de la erección, disminución de la secreción de testosterona y en casos extremos, decrecimiento de la producción de espermatozoides.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.