Fotografía: Correo

Decenas de familias se dirigieron hacia la playa Huanchaco en el primer domingo sin confinamiento en la provincia de Trujillo. Muchas personas llegaron con sus carros haciendo caso omiso a la prohibición de circulación de vehículos particulares.

Además, se apreciaron niños y adultos mayores siendo considerados ellos la población de riesgo. En el balneario, policías con ayuda de los inspectores de tránsito y serenos de la comuna montaron un operativo para frenar el ingreso de las familias. Sin embargo, las mismas buscaron la manera de burlar los controles ingresando de todas maneras.

Otra ruta que tomaron las personas fue desde Huanchaquito y allí empezaban su caminata hasta llegar Huanchaco. Muchas personas no tenían puesto las mascarillas o las tenían mal puestas y tampoco respetaban el distanciamiento social.

Desde el día sábado se apostaron en el pórtico del balneario policías y trabajadores de la municipalidad para evitar las aglomeraciones. Por otro lado, el gerente regional de Salud de la Libertad, Fernando Padilla, se refirió acerca de una segunda ola de contagios que estaría previsto para fines de octubre o inicios de noviembre.

Las faltas de medidas de bioseguridad no solo se dieron en Huanchaco, sino también en las calles de Trujillo donde se pudo apreciar a muchas personas saliendo a pasear en grupos sin temor al contagio del coronavirus.

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required

La baja en los casos de muertes y casos registrados en la región sería la razón por la cual las personas tendrían una excesiva confianza. Pero como indicó Padilla, pidió no confiarse y mantener las medidas sanitarias dispuestas por el gobierno.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *