Este 4 mayo, los trabajadores de Telefónica, sede Trujillo, volvieron a marchar por sus derechos laborales. Esta vez se trasladaron a la gerencia regional de trabajo, donde expresaron su indignación tras la decisión de la empresa de mandar a suspensión perfecta a más de 800 empleados.

Los trabajadores denunciaron que la empresa habría mandado una solicitud al Ministerio del Trabajo, donde argumentaba no tener recursos suficientes para mantener a sus trabajadores. Información que fue negada por Carlos Arroyo, el secretario general del sindicato, quien aclaró que en los últimos años los ingresos de la empresa han incrementado.

Por su parte, la empresa Telefónica del Perú envió un documento a TV Cosmos, donde aclaraba que el plan de retiro voluntario a un grupo de trabajadores incluye compensaciones hasta por cinco años, cobertura de seguro médico y un programa de transición laboral de seis meses.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.