Se suma Prefectura, Fiscalia, Ejército Peruano y Policía Nacional.

En una reunión entre las máximas autoridades locales y regionales de Trujillo y La Libertad se afinaron estrategias para intervenir a infractores que realicen actividades sociales y deportivas, con motivo de despedir el año viejo, y recibir el 2022.

Estos megaoperativos tienen una particularidad, dado a que se ejecutarán no solo en el balneario de Huanchaco, sino también, en las playas Las Delicias y Salaverry. Así mismo, en la campiña de Moche, Poroto, Shiran y Simbal. Se desarrollarán los días 31 de diciembre del año en curso, y el 1 y 2 de enero del año entrante, en turnos de día y de noche.

Los acuerdos fueron tomados en una reunión técnica desarrollada en el Salón Consistorial, donde participaron representantes de la Prefectura, Municipalidad Provincial de Trujillo, Fiscalía, Ejército Peruano y Policía Nacional. El alcalde de Trujillo, José Ruiz Vega, solicitó apoyo policial para garantizar el orden y paz social en las principales calles y avenidas de la ciudad que se ven invadidas de comercio informal en la víspera a recibir el año venidero.

Se acordó designar un contingente de 20 efectivos policiales para brindar labores de apoyo a los agentes de Seguridad Ciudadana de la MPT, durante las acciones de control del comercio informal.

El alcalde Ruiz Vega, enfatizó que personal municipal de la Gerencia de Desarrollo Económico Local, y las subgerencias de Defensa Civil, Seguridad Ciudadana y Salud, no descansarán, y participarán de manera activa en los diferentes megaoperativos por fin de año a fin de evitar que Trujillo caiga en una tercera ola por contagios del Covid 19.