Desde que inició el estado de emergencia, más de 70 mil consultas externas dejaron de atenderse en el Hospital Regional de Trujillo; así lo informó el presidente del Cuerpo Médico, Vicente García.

García reveló que 38 consultorios de diversas especialidades, que atendían a 20 personas diariamente cada uno, fueron cerrados ante la emergencia de contar con un hospital COVID-19.

«Esta decisión, sin tener en cuenta la opinión técnica de los médicos especialistas para afrontar desde un principio la COVID-19, originó que se deje de lado la atención de miles de personas que diariamente acudían a dicho hospital. No sólo se atendía personas de Trujillo; sino del Norte del país», manifestó.

Serían 70 mil las personas que dejaron de atenderse si a esta cifra se le sumara la atención de 24 horas en la unidad de emergencia del hospital.

Vicente García criticó la decisión que tomaron las autoridades regionales de designar a los hospitales Regional en un principio; y luego el hospital Belén, como hospitales COVID-19 cuando ambos están ubicados en el centro de la ciudad.

«Eso no debió suceder, debió implementarse los hospitales periféricos y no castigar a las personas que requieren atención médica diariamente en los consultorios externos», expresó.