20 C
Trujillo
domingo, abril 21, 2024

Marcha pacífica contra Dina Boluarte se tornó violenta por uso de lacrimógenas contra manifestantes

- Advertisement -spot_imgspot_img

Un retenido por 30 minutos, tres personas heridas y transeúntes con asfixia con las bombas lacrimógenas lanzadas por la Policía fue el resultado del enfrentamiento con trabajadores de construcción civil en la calle Giráldez, entre las calles Áncash y Pachitea, en pleno centro de Huancayo, en la movilización convocada por el Comando Unitario de Lucha este 21 de febrero contra el gobierno de Dina Boluarte y el gobernador de Junín, Zósimo Cárdenas.

Aproximadamente a las 5 de la tarde los manifestantes avanzaban por la calle Real, según declaró a Huanca York Times la secretaria de Construcción Civil, Rubí Castillo, su gremio tenía previsto realizar la jornada de protesta hasta la Plaza De la Constitución y Giráldez, mientras los demás gremios continuaban su paso hasta finalizar en la plaza Huamanmarca.

“Nos movilizábamos por la calle Giráldez casi llegando a la calle Amazonas y nos impidieron el paso los policías, entonces se suscitó una discusión y nos empezaron a lanzar bombas lacrimógenas”, narró Castillo.

Pero testigos trabajadores de las tiendas ubicadas a inmediaciones de los jirones Giráldez y Yali declararon que vieron a policías apostados en la calle Giráldez, cuando un grupo de protestantes de construcción civil apareció por Yali, a espaldas de los policías y les arrojaron algunos objetos, los policías se dieron la vuelta y empezaron a lanzar bombas lacrimógenas.

Policías en la calle Giráldez

Los más afectados fueron los transeúntes, los vehículos, los ambulantes, los dueños de los comercios quienes terminaron afectados por las bombas lacrimógenas que la Policía arrojaba por todas partes

Atenas García contó su experiencia:

«Esperaba mi carro para ir a mi casa en La Rivera, en la esquina de Yali y Giráldez, cuando de pronto la gente empezó a correr y venía humo y gritos. También empecé a correr y cerca a mi pie cayó algo que botó mucho humo y empecé a  asfixiarme. La cara me ardia horrible. Seguí corriendo hacia Pachitea. Todas las tiendas estaban cerradas. Solo encontré abierta una pequeña puerta de un restaurante cerca a América TV. Sentí morir, nunca pasé por esto. Agradezco al personal del restaurante que me dio agua, me permitió protegerme porque afuera todo era humo, era horrible», contó a Huanca York Times.

Rubí Castillo informó que tres obreros fueron trasladados a Essalud por perdigones en las piernas y asfixia.

 

Lea la nota original aquí o visita el medio HYTIMES.PE

Noticias recientes
- Advertisement -spot_img
Noticias
- Advertisement -spot_img