El Instituto Peruano de Economía (IPE) sostuvo que cambiar la Constitución Política sería modificar las reglas de juego de la economía y crear un clima de incertidumbre en los inversionistas.

“La Constitución actual no tiene ningún mecanismo de autodestrucción, no hay ningún artículo que te permita que la reemplaces totalmente, ninguna Constitución en el mundo tiene un sistema para reemplazarse a sí mismo, pero sí hay maneras de mejorar algunos artículos”, dijo Diego Macera, gerente general de IPE, a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Remarcó que cuando hay un cambio de Constitución se alteran las reglas de juego. “Es como decir que estábamos jugando ajedrez y ahora vamos a cambiar las reglas y empezar a jugar monopolio. Esa sensación es más o menos lo que se instala en la economía y en las personas naturales cuando se habla de cambio de la Constituyente”, añadió.