Con el fin de combatir el comercio ambulatorio en las principales calles, la Municipalidad Provincial de Trujillo presentó 680 agentes fiscalizadores, que saldrán a poner orden.


Los agentes de fiscalización tendrán que luchar contra el comercio ambulatorio, puesto que algunos comerciantes se resisten a retirarse y luchan por quedarse en dicho espacio que no les corresponde. La labor del fiscalizador será recuperar los espacios públicos, ordenamiento urbano y brindar seguridad en los distritos de mayor afluencia de público.


La contratación de 680 colaboradores de la comuna provincial, fue planificada por el Decreto de Urgencia 115-2020 de la presidencia de Consejo de Ministros, que avala recuperar espacios públicos y ordenamiento urbano.


Cabe mencionar que los comercios informales perjudican a los comerciantes formales que pagan sus tributos, en cambio los informales no pagan y los precios van por debajo del costo real, lo cual es una pérdida para los formales.