Este trabajo se ejecuta en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia COVID -19.

La Gerencia Regional de Salud de La Libertad (Geresa), en coordinación con Fiscalía de Prevención del Delito, Policía Nacional y gobiernos locales, realizaron inspecciones a 15 locales campestres que cuentan con piscinas de uso recreacional, comprendidos en los distritos de Laredo, Simbal y Moche.

En las inspecciones se verificó que la mayoría de piscinas no cuentan con la aprobación sanitaria de piscinas, ni presentan las condiciones sanitarias para su uso. Incluso, algunas se han encontrado con presencia de bañistas, infringiendo de esta manera la normativa dada en el estado de emergencia, las cuales se encuentran en proceso administrativo sancionador, por parte de las instituciones competentes.

Es importante señalar que estos operativos e inspecciones se realizan con el objetivo de salvaguardar la salud de la población frente a esta pandemia; en tal sentido, se insta a la población no hacer uso de las piscinas recreativas.

Las inspecciones sanitarias se realizaron con el objetivo de verificar el cumplimiento de las disposiciones dadas en el marco del estado de emergencia mediante Decreto Supremo N° 184-2020-PCM.

La norma indica que «los centros de esparcimiento, clubes zonales u otros (autorizados), está prohibido el uso de las piscinas. Excepcionalmente, se permite el uso de piscinas solo para la realización de actividades formativas o terapéuticas, previo cumplimiento de los protocolos aprobados por la Autoridad Sanitaria Nacional”.