La Asociación Peruana de Avicultura (APA) advirtió que la exoneración del IGV al pollo y el huevo no tendrá efecto para disminuir el precio de estos productos, podría hasta subirlos.De acuerdo al gremio avicultor, esta consecuencia desfavorable ocurrirá porque el texto no contempla la devolución del IGV que se paga en insumos, materias primas, bienes intermedios y servicios usados en su producción, por lo que este monto se convertirá en costo y afectará el precio de estos alimentos.

La norma que se está evaluando en el Congreso de la República, por propuesta del Ejecutivo, solo considera como crédito fiscal a los principales insumos, lo que hará que los otros insumos y servicios, que pueden alcanzar el 40% del valor, vayan al costo. “La exoneración del IGV debe acompañarse con la exoneración del IGV que se paga en los bienes y servicios usados en su producción, caso contrario ese monto se vuelve costo y afecta el precio final”, afirmó Julio Favre, presidente de la APA.

“Esta norma no sirve para los fines que pretende reducir los precios al público, porque no se incluye en la exoneración al pollo vivo que es el 90% del pollo que se consume en el país y que se vende en los mercados. La norma favorece al importador de pollo congelado; es decir, al que vende a través de supermercados”, acotó.

El gremio añadió que parte del valor agregado en el proceso de beneficio del pollo ocurre en los mercados de abasto donde, en la práctica, no se aplica el IGV.