Tras intenso tratamiento han logrado que obtenga un peso adecuado y mejore su salud. Un bebé prematuro extremo que al nacer pesaba 560 gramos salvó la vida gracias al personal de salud del Hospital Víctor Lazarte Echegaray. Los médicos inciaron un intenso tratamiento al bebé logrando que obtenga un peso adecuado, entre otros beneficios para su salud.José Luis Carranza Castillo, gerente de EsSalud La Libertad, informó que el bebé, de iniciales R.A.B.V., fue considerado prematuro extremo. Su madre, Úrsula Verde de 37 años, llegó con 24 semanas de gestación al nosocomio, donde los especialistas la ayudaron a concretar el parto.

Luego, el bebé fue ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) Neonatales con soporte ventilatorio y nutrición parenteral total, con leche materna exclusiva, lo que le permitió recuperar su peso.

Actualmente y tras 2 meses de nacido se recuperó notablemente. Ahora, cuenta con 975 gramos de peso gracias a los cuidados de los médicos especialistas, las enfermeras y técnicos de enfermería.

Por todo ello, Úrsula Verde, la madre del bebé agradeció a Dios, a los médicos ginecólogos y a los profesionales de la UCI-neonatal, por haber salvado a su niño. “Le han devuelto la vida”, acotó

Al respecto, el doctor Marco Capristán Díaz, director del hospital Víctor Lazarte, agregó que la UCI neonatal está totalmente implementada. Cuenta con 28 camas de las cuales 4 son de UCI y 24 de la UCIN, todas equipadas, con incubadoras, ventiladores y cunas especiales para atender a los recién nacidos. Además, está conformada por 10 médicos neonatales, 35 enfermeras y 10 técnicos de enfermería, quienes tienen la responsabilidad de velar por la integridad de los bebés.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *