El último lunes ocurrió un hecho lamentable en Virginia, Estados unidos y es que cuatro compatriotas fueron asesinados por un ciudadano norteamericano.

Un boletín especial señaló que el crimen “aparentemente de índole doméstica” ocurrió por la tarde y tuvo como víctimas a tres miembros de una familia que han sido identificadas como Miguel Flores, de 44 años; Kelly Sotelo, de 42, Karrie Sotelo, de 19, y Richard Revollar Corrales, de 36. Este último, vivía en la casa como inquilino en el sótano. La joven de 19 años, hija del matrimonio habría sido la primera víctima del crimen.

Peter Newsham, jefe de la Policía del Condado, identificó al sospechoso como Daniel Maine, domiciliado en Woodbridge quien es acusado de homicidio en segundo grado y uso de arma de fuego.

“La única palabra que puedo usar para describir esto es ‘insensatez’”, dijo Newsham a los medios al ser consultado por el móvil del crimen. “Carece totalmente de sentido que alguien pueda cobrar cuatro vidas de esta forma”, declaró

El parricida publicaba en sus redes sociales fotografías de armas, así como memes con contenido sexistas y racistas. Estas publicaciones dan algunas luces de la mentalidad del perturbado norteamericano quien era criticado por los cibernautas por sus publicaciones. Fue el mismo David Maine quien hizo la llamada al 911 informando sobre los disparos en la residencia del crimen. Cabe resaltar que Maine ya había sido acusado por manejo de arma imprudente en noviembre del año anterior. Sin embargo, el caso no fue procesado siendo desestimado en abril del 2022. Actualmente se encuentra detenido por este delito sin derecho a fianza.

Piden ayuda a las autoridades

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required

Los familiares de las víctimas piden ayuda para poder viajar a Virginia y repatriar los restos de sus familiares. A su vez la madre de Richard Revollar ha solicitado la visa humanitaria para poder traer a su hijo lo mas pronto posible. Con gran tristeza lamentó que haya estado en el lugar y momento equivocado.

“Él había salido de trabajar y lo estaban invitando a almorzar en otro lugar, pero ya se había comprometido con la señora Kelly. Encajó tanto, le agarraron tanto cariño porque eran buenas personas y por eso regresa a la casa a cocinar a atenderlos”, dijo la madre.

El Ministerio de Relaciones Exteriores lamentó este martes la muerte de los peruanos en Estados Unidos. Se conoció en un comunicado emitido por la Cancillería que el cónsul general en Washington se desplazó hacia la localidad de Woodbridge para efectuar las coordinaciones pertinentes respecto a las investigaciones del lamentable suceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *