Fabio Anselmo Ramos Esquivel es el nombre del sacerdote de la iglesia católica que fue contratado por una joven pareja recién casada para bendecir su departamento y que terminó masturbándose con la ropa interior de la mujer. El hecho ocurrió este último lunes 21 de noviembre cuando el reloj marcaba las 5:18 de la tarde en el centro poblado menor de Talambo en la provincia liberteña de Chepén.

La denuncia fue interpuesta en la comisaría de Chepén de  por uno de los agraviados, el ciudadano recién casado identificado como Richard Peralta, quien dijo que gracias a las cámaras de videovigilancia de su vivienda pudo ver los precisos instantes en que este inescrupuloso presbítero, que pertenecería hasta entonces a la Iglesia Santo Tomás de Tolentino, cometía estos aberrantes hechos sin temor a Dios.

Tras el escándalo, el Arzobispado de Trujillo emitió un comunicado el día de hoy en el que indica que luego de tomar conocimiento de lo ocurrido, decidieron suspender «Ad Cautelam» a este presbítero de todos los actos de protestas de orden, de régimen y el ejercicio de todos los derechos y funciones sacerdotales. Asimismo, establecer una comisión investigadora que emita un informe que permita tomar medidas en el ámbito eclesiástico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *