En rueda de prensa,  en Trujillo, la candidata presidencia de Juntos por el Perú, Verónika Mendoza, manifestó que como parte de una política de salud pública es necesario despenalizar el aborto para evitar alta mortalidad materna en nuestro pais.

Recalcó que miles de mujeres se ven obligadas a interrumpir sus embarazos en una situación de clandestinidad y de abandono siendo la mayoría de ellas víctimas de violencia sexual en  plena pandemia, en particular a menores de edad.

Verónika Mendoza manifestó que parte de la salud pública es evitar la alta mortalidad materna en nuestro país.

Sin embargo, anunció que de ser elegida la prioridad número uno en su gobierno sería la atención de la crisis económica y sanitaria. Ya que al estar en segundo lugar en las encuestas, se debe tener algunas referencias para evaluar su posicionamiento y que estas evidencian que el pueblo peruano tiene expectativas de cambio.

Dijo que el Estado hoy pretende obligarlas a continuar sus embarazos y que eso significa tortura. Y que estas evidencian que el pueblo peruano tiene expectativas de cambio.