Pobladores de Wichanzao se enfrentaron contra la Policía para evitar ser retirados; sin embargo, los agentes se retiraron debido a la presencia de menores.

Los pobladores del Sector 5, a la altura de Wichanzao, del centro poblado El Milagro, se enfrentaron contra el contingente policial durante el desalojo. Los agentes llegaron con la orden de desalojo emitido por un fallo judicial a favor de la Oficina Desconcentrada de Cultura y de la comuna de Huanchaco.

Prendieron fuego a las llantas y se armaron con piedras y palos lo que originó un enfrentamiento; sin embargo, la Policía se retiró del lugar por falta de garantías.

Comprometen a veintinueve familias que ocupan este espacio tangible desde hace meses y que han construidos sus viviendas. A pesar del fuerte contingente policial no se procedió al desalojo por la presencia de menores.

“Se busca velar por la integridad de propios pobladores y propios invasores, para recuperar el bien y no tener ningún daño colateral” declaró el procurador público de Huanchaco, Santos Beltrán Merino. Recordó que todo procedimiento judicial debe contar con las garantías policiales para evitar que la situación se vaya de control y cause daños colaterales.

Asimismo, acusaron al alcalde de Huanchaco, Estay García, de querer apropiarse del terreno y usar de excusa el desalojo. Frente a ello, los vecinos expresaron su rechazo al burgomaestre.