«Ayer llegaron 32 balones, hoy llegan 40 y mañana 50», afirmó Ramon Caceda Saavedra, encargado del área médica de Llacuabamba. Asimismo, informa que la comunidad campesina se ha comprometido apoyar a las provincias que lo necesiten.

Llacuabamba es una comunidad campesina la cual no ha sido tan golpeada por el coronavirus. «Desde que empezó la pandemia hasta hoy, solo se han encontrado 15 casos del virus y 2 fallecidos», mencionó Caceda

Agrega que «al empezar la pandemia se hizo un cerco epidemiológico. Se cerró el pueblo a toda persona que quería ingresar y quien llegaba debía tener su prueba rápida. Luego se les trasladaba al cuarentenario donde se le hacía otra prueba para ver que no llegue infectado».

Cabe resaltar que el pueblo abastece de oxígeno a toda la provincia de Pataz. No cobra por el oxígeno brindado ni al gobierno regional ni a La Esperanza o Víctor Larco.

Por último, la planta de LLacuabamba abastece 25 balones de 10m3 y trabaja 24h por seis días. El séptimo se detiene, para realizar el respectivo mantenimiento.