Los productos prohibidos se encontraban camuflados en tappers de comida.

Personal de Instituto Nacional Penitenciario (INPE) intervino en la puerta a dos mujeres que pretendían ingresar celulares entre los alimentos preparados al penal El Milagro.

Se trata de María Paz Yenque Sánchez, de 22 años, y Estefany Jasumi Cueva Soto (29), quienes se le encontraron objetos prohibidos cuando pasaban los protocolos de seguridad antes de ingresar al establecimiento.

A la joven se le encontró un teléfono marca LG, dos baterías, cuatro chips y una memoria de 8GB. El equipo móvil iba cubierto de una sustancia verduzca con características a marihuana. Además, de un envoltorio de forma cilíndrica cubierto con cinta aislante, conteniendo sustancia seca verduzca con olor y características aparentemente marihuana. También se le encontró 150 unidades de pastillas de color turquesa (Benzodiacepinas).

Igualmente, a Cueva se le encontró en una bolsa 2 tappers de comida de arroz con pollo, camuflada en su interior 175 bolitas de color verde. Estas tenía la forma y similitud de alverjas, con olor y características aparentemente de pasta básica de cocaína. Este producto ilegal era para su conviviente, el interno Luis Quintana Mendoza, quien fue sentenciado por el delito de robo agravado.

Tras los hechos se procedió a dar conocimiento al Departamento de Antidrogas (Depandro) de la Policía y al Ministerio Público para los fines legales que corresponden.