La Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional revocó la resolución del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria y autorizó que la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, salga del país del 30 de noviembre al 9 de diciembre para participar en eventos académicos y políticos en Europa. A solicitud de su defensa, la excandidata presidencial viajará primero a Inglaterra (30 de noviembre al 5 de diciembre), y luego viajará a España (del 5 el 9 de diciembre), país a donde fugó el exmagistrado César Hinostroza en 2018.

El magistrado Víctor Zúñiga, responsable de la investigación preparatoria en contra de la hija de Alberto Fujimori por presunto lavado de activos, y el Equipo Especial de fiscales del caso Lava Jato consideraron que la salida del país de la lideresa de Fuerza Popular podría significar su fuga del Perú para evadir las investigaciones, en un proceso que se encuentra en fase de control de acusación, previó al juicio público por el caso “Cocteles”.

Sin embargo, la Segunda Sala Penal de Apelaciones Nacional, conformada por los jueces Iván Quispe Auca, Edgar Medina Salas y María Guillén Ledesma, señaló en la resolución judicial que cualquier riesgo se puede evitar si la investigada, antes de viajar, presenta al juzgado un informe detallado de su itinerario de viaje día por día, los lugares que piensa visitar; así como la fecha y hora de su retorno al país.

El tribunal superior revocó antes una resolución del juez Víctor Zúñiga Urday, que denegó la autorización de viaje, ante la oposición del fiscal del equipo especial Lava Jato, José Domingo Pérez. Cabe recordar también que, en mayo del 2021, el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria especializado en Crimen organizado del Poder Judicial negó la solicitud presentada por la defensa de la entonces candidata presidencial para que salga del país a un evento en Ecuador.

Keiko Fujimori es investigada por los presuntos delitos de crimen organizado, lavado de activos, obstrucción a la justicia y falsa declaración en procedimiento administrativo en el caso conocido como “Cocteles”, y tiene orden de comparecencia con restricciones. Según la tesis del Ministerio Público, la hija del exdictador Alberto Fujimori habría financiado sus campañas presidenciales del 2011 y 2016 con dinero que tendría procedencia ilícita de la empresa constructora brasileña Odebrecht.