Ante la polémica generada por la reunión de representantes de Repsol con el secretario del presidente de la República, Pedro Castillo, la empresa emitió un comunicado aclarando la situación.

En el documento, la empresa asegura que la reunión entre sus representantes y Carlos Jaico «tuvo como único fin escuchar las quejas y exigencias de la administración peruana; con vistas a discernir mejor los mecanismos que permitan canalizar el pago de las indemnizaciones».

La empresa de refinería explica también, que no se discutió alguna exoneración de responsabilidades que tengan que llevarse a cabo en las vías administrativas o penales.

En el mismo hilo, recalcan que “Solo pretendía agilizar y establecer compromisos concretos de Repsol relativos al otorgamiento de ayudas y la obligación de la Refinería de limpieza del litoral a la que nos hemos comprometido”.

Por otro lado, Pedro Castillo aún no se ha pronunciado ante las críticas por tal reunión.