La Policía Nacional del Perú patrullará las calles con el fin de evitar fiestas de Halloween el 31 de octubre.  Los que organicen   tendrán una multa de 430 soles y los detenidos serán llevados a la comisaría local y se les abrirá un proceso por el delito de desobediencia a la autoridad.

El coronel PNP Francisco Vargas, menciona que por las redes sociales se está divulgando eventos para la noche de Halloween o Día de la Canción Criolla, sin autorización y de manera clandestina, es por eso que la policía desplegará un plan de operaciones que evite  que se realice este tipo de fiestas  que podrían  ser focos de contagio de coronavirus.

Vargas hizo un llamado  a la población que no caiga en este tipo de provocaciones, porque la policía va ser muy estricta con los detenidos y se aplicará la multa que corresponda.

Además recalcó que no se debe organizar ninguna reunión en casa, prohibido llevar a los niños a pedir dulces a las casas y también está prohibido asistir a los cementerios ya que el 1 y 2 de noviembre se encontrarán cerrados.