El gerente del SEGAT Joel Díaz informó que la plaza Mayor esta siendo usada de urinario y de cochera, cuando la plaza debe permanecer libre, para poder hacer la debida desinfección.

“Esta pandemia no solo esta trayendo un problema social de enfermedad y muerte, aquí genera un mayor problema, ya que hay demasiada demanda de atención, eso nos lleva como consecuencia de que mucha gente esta durmiendo en la plaza de Armas, generando problemas de basura, lo tienen hasta de urinario en algunas partes” declaro a la prensa el funcionario.

Agrega, “hago un llamado a los funcionarios de la Municipalidad de Trujillo a que saquen sus carros y otro llamado a Seguridad Ciudadana y Transportes para que intervengan los vehículos, porque creo que la plaza de Armas no puede ser tierra de nadie”

Es preciso mencionar, que desde que aumentó la demanda de oxígeno, los operadores o el personal que trabaja en la plaza de Armas no pueden desinfectar de manera correcta, por ello para que puedan desinfectar de manera correcta, el gerente Díaz pide que se despeje la plaza por el Gobierno Regional y los beneficiarios de oxígeno que vienen a solicitar.

Por lo cual, debido a la excesiva demanda y lentitud de atención el gerente del SEGAT conversará con el funcionario y autoridades de Trujillo para trasladar la planta de oxígeno a un lugar más amplio donde haya más control y genere menos problema social

Finalmente, en cuanto a las vacunas EsSalud está obligado a vacunar al personal ya que todos tienen seguro, si embargo para acelerar este proceso se ha pedido un apoyo al MINSA a través del gobernador regional Manuel LLempén al cual se le ha hecho llegar la relación de los 1 020 trabajadores del SEGAT para que se priorize como personal de primera línea a los trabajadores operativos del SEGAT.