El alcalde del distrito de Laredo, Miguel Chávez, declaró que la planta de oxígeno donada al hospital del distrito aún no funciona por falta de un transformador que soporte el voltaje. Como se recuerda, esta fue donada por la empresa minera Marsa con todos sus accesorios y repuestos para funcionar de inmediato. Sin embargo, la solución al sistema eléctrico le corresponde al Gobierno Regional.

Desde hace más de diez días la planta no ha funcionado. Lo que se necesita para que la planta comience a producir oxígeno es un transformador especial de 400 KV.

A Trujillo 60 el alcalde manifestó que “Hace dos semanas, vino el asesor del gobierno regional, Hernán Aquino y el director del Proyecto Especial Parque Industrial, Sergio Vilchez Neira. Nos prometieron que nos iban a dar todos los equipos necesarios para que pueda funcionar la planta lo más pronto posible. Ya han pasado varios días y aún seguimos esperando, estamos indignados con la actitud de esas autoridades”.

Asimismo, Chávez asegura que la municipalidad por su parte está tratando de adquirir el equipo. Y reafirma que los pacientes covid-19 no pueden esperar.

Tras esto, el gobernador Aquino se pronunció. “El GRLL en coordinación con la Asociación de Metalurgistas estamos próximos a instalar el transformador, es muy probable que el día miércoles ya lo tengamos listo. Nosotros entendemos la desesperación del alcalde de Laredo, queremos que él sepa que estamos trabajando constantemente a fin de poder conseguir el equipo que se requiere”, indicó.