Enfermeros, técnicos y administrativos del Hospital Víctor Lazarte de Trujillo se unen a las protestas nacionales para trabajar con los equipos de protección personal (EPP) adecuados, dada la coyuntura por el coronavirus.

El personal se encuentra en la primera línea de riesgo, pues aunque el nosocomio no está habilitado para la atención de pacientes con COVID-19, a diario atienden a diferentes personas aseguradas. Además, hasta la fecha son 23 los profesionales de la salud contagiados en La Libertad.

«Basta de contagios. En el hospital nos obligan a trabajar sin las EPP adecuadas. El gerente actual no tiene la capacidad para salvaguardar la salud de sus trabajadores. A los técnicos y auxiliares no nos dan las mismas condiciones que a los demás», aseguró uno de los técnicos pertenecientes al sindicato de trabajadores del nosocomio.

Cabe resaltar, que a nivel nacional, en ciudades como en Tumbes, Piura, Chiclayo, Chepén, Lima, entre otros.