Luego de que el Tribunal Constitucional – TC declarase fundada la demanda de habeas corpus presentada por su defensa legal y anulase la sentencia de 4 años y 8 meses de cárcel efectiva por el caso «Baños Químicos» que pesaban en su contra y que lo llevaron a vivir prófugo de la justicia desde octubre del 2020, Daniel Marcelo Jacinto, elegido como alcalde de la provincia de Trujillo en el 2018, ha vuelto a poner a sus funcionarios de confianza en la Municipalidad Provincial de Trujillo a portas de acabar esta gestión 2019-2022.

Se sabe por Fernando Calderón, uno de los abogados que lo defendieron, que Daniel Marcelo ya está colocando a personas de su confianza en gerencias y puestos clave de la comuna provincial de Trujillo como el caso de la secretaria de alcaldía Carmen Quezada quien, según las declaraciones del letrado a Polémica Noticias, ya asumió funciones desde que el TC emitió la sentencia; y ya está emitiendo resoluciones, además de redactar las credenciales de los funcionarios que acompañarán a Marcelo hasta el último día de la gestión. Además, su jefa de imagen sería Candy Monzón, funcionaria de su confianza desde su gestión en La Esperanza.

Fernando Calderón explicó además que según el Art 25 de la ley 27972, Ley orgánica de municipalidades, la reasunción del cargo de alcalde es automática así como la suspensión. Por lo tanto, Daniel Marcel podría retornar en cualquier momento a su cargo como burgomaestre de la provincia de Trujillo, y eso lo saben perfectamente los funcionarios de confianza de José Ruíz pues, según dijo el citado abogado, el aún gerente municipal Arturo Benites tiene las cosas claras y están dispuestos a cumplir con la ley.