Sylvia Cáceres, la ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, aseguró que no todas las personas podrán regresar a trabajar, sino que se inhabilitará de ese derecho a las personas con obesidad y enfermedades preexistentes como diabetes o asma, y mayores de 60 años, hasta el fin de la pandemia, por considerarse población vulnerable.

Asimismo, señaló que el Gobierno debe poner mucho interés a los estándares de protección, porque lo que está en juego es la vida de la población:

Dentro las limitaciones están comprendidos los mayores de 60 años, quienes tienen enfermedades preexistentes o tienen un nivel de obesidad también. Se ha aprobado y el ministro de Salud lo ha explicado, que el factor que puede llevar al desenlace fatal en estos casos se incrementa en un 30 % cuando se trata de personas obesassostuvo en diálogo con Canal N.