Según El Ministerio de Defensa anunció el sábado el relevo de cuatro oficiales, bajo cuya guardia el reo Vladimiro Montesinos realizó una serie de comunicaciones indebidas con diversas personas, mediante las cuales se habría intentado interferir en el proceso electoral.

Asimismo mediante un comunicado precisaron que se trata del jefe del Servicio de Policía Naval y del Centro de Reclusión de Máxima Seguridad (CEREC), ubicado en la Base Naval. Además, de los tres oficiales de guardia asignados al mes de junio, quienes están encargados de controlar las comunicaciones de los prisioneros.

Señalaron también que los cuatro oficiales fueron puestos a disposición de la Dirección de Administración de Personal de la Marina de Guerra del Perú, mientras se investiguen los hechos. Dijeron también, que los resultados de esta investigación serán difundidos en el más breve plazo.

Además en el documento indican que la Jefatura del CEREC, donde permanece el reo Vladimiro Montesinos, queda a cargo del nuevo jefe del Servicio de la Policía Naval.

Sin embargo el último jueves, el exaspirante a candidato presidencial Fernando Olivera presentó una serie de audios en los que se escucha la voz del exasesor presidencial Vladimiro Montesinos dialogar con un presunto militar en retiro. Olivera indicó que Montesinos pretendía coordinar acciones para concretar un presunto fraude electoral.

Cabe señalar que con respecto a las comunicaciones indebidas que mantuvo el reo Montesinos, el Ministerio de Defensa señaló que solicitarán a la empresa de telefonía correspondiente la lista completa de llamadas del teléfono fijo instalado en el CEREC. Agregaron que este pedido está referido a todas las llamadas realizadas desde el inicio de la Declaratoria del Estado de Emergencia Sanitaria, cuando las condiciones de comunicación de los reos cambiaron.

Por último  Marina de Guerra y el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) iniciaron una investigación al Vladimiro Montesinos por las comunicaciones indebidas con diversas personas, cuando solo tenía permitido comunicarse con un familiar y sus abogados.