El médico del penal El Milagro de Trujillo, Jorge Rebaza Neira, es acusado por el Ministerio Público de certificar falsamente a investigados por organización criminal; como personas de alto riego del COVID-19.

A través de estos falsos informes médicos, varios investigados lograron que el Poder Judicial les de comparecencia restringida, informó el doctor Jorge Chávez Cotrina en entrevista con Cuarto Poder.

Los involucrados serían presuntos integrantes de una red delictiva que otorgaba títulos académicos a supuestos profesionales de la educación.

“Nosotros entendemos que por encima de la efectividad del proceso debe estar la vida de las personas y se debe hacer un análisis para decir que son vulnerables;pero en este caso no fue así, porque han presentado documentos falsos”, señaló Cotrina.

El exgerente regional de Educación de La Libertad, Rafael Moya fue uno de los reclusos que obtuvo libertad gracias a Rebaza. Este le certificó un cuadro médico de hipertensión arterial, apnea de sueño y riesgo de asfixia; enfermedades vulnerables frente al COVID-19.

Además, la Fiscalía descubrió que otros dos procesados por el mismo caso, Manuel Rodríguez Durand y Charli Cabrera Reátegui, fueron diagnosticados con COVID-19; cuando no habían pasado la prueba rápida y no contaban con síntomas.

Sobre la denuncia del Ministerio Público, Rafael Castillo, jefe del Instituto Nacional Penitenciario, informó que Rebaza está separado del cargo y contará con un proceso administrativo sancionador.

Finalmente, Chávez Cotrina señaló que el médico debe ir a la cárcel. “Como está en el penal debe cambiar de oficina; antes estaba en el tópico ahora debe ir a un pabellón porque ha cometido un delito grave”, concluyó.