La campaña solidaria “Comparte tu pan con el necesitado”, emprendida desde el Arzobispado de Trujillo, alcanzó llegar hasta las provincias de Otuzco, Santiago de Chuco, Virú y Ascope, entregando un pollo vivo a 13 mil familias que padecen necesidades por el confinamiento obligatorio, decretado por el gobierno central a causa de la propagación del coronavirus.

Las donaciones de las aves fueron entregadas por Cáritas Trujillo; que tiene como propósito llevar soporte alimenticio a las familias vulnerables, frente al impacto de la pandemia.

En esta oportunidad decidieron repartir las aves de granja en los caseríos de la provincia andina de Otuzco, y también en el distrito de Angasmarca, en la provincia de Santiago de Chuco. Entre tanto, al norte de Trujillo se atendieron a familias del centro poblado de Chiclín en la provincia de Ascope, igualmente, Cáritas se hizo presente en el distrito de Chao, en la provincia de Virú, y, por último, se culminó con la repartición en los distritos de Simbal y Poroto, en la provincia de Trujillo.

“Agradezco a todos los hermanos de Cáritas Trujillo, que han tenido la gentileza de traernos con bastante amor y cariño los pollos para entregarlos, con el alcalde, a las familias de Simbal que ya no tienen un sustento para adquirir sus alimentos”, expresó el párroco del lugar, R.P. Eusebio Ramírez.

La cruzada solidaria del Arzobispado continuará en estos días, por lo que el brazo caritativo de la iglesia seguirá en acción desplegando esfuerzos a los largo y ancho del territorio arquidiocesano, llevando el mensaje de fe y esperanza a las familias que se encuentran en condiciones angustiantes por haber perdido su trabajo o que no pueden salir a las calles a ganarse el pan de cada día.

La distribución del alimento se realiza siguiendo los protocolos sanitarios emitidos por el Ministerio de Salud; y se cuenta con el apoyo de los trabajadores ediles y de la comunidad parroquial de la zona beneficiada.