Todo empezó cuando el Congreso debió estar debatiendo proyectos de ley para poder combatir el nuevo coronavirus, ¡pero no!, utilizó unos audios llegados, según ellos no tenían remitente. Comenzando la carrera por el poder y control político, Martín Vizcarra fue el personaje de esta novela política, que trataba de explicar la relación con Richard Cisneros conocido como Richard Swing; asegurando que no tenía nada que ocultar y estaba dispuesto a colaborar con la justicia. Cuando él mismo sabe que no puede ser denunciado ni obligado a dar alguna declaración por su poder de presidente. Superó la vacancia a las justas con el apoyo de fuerza popular, quienes meses anteriores hacían lo imposible por vacarlo del poder; ironías o cosas de la vida.              

     Otro personaje con poder en el Congreso, llamado Manuel Merino intentó hacer una conspiración la cual le resultó como fallida y golpista. Junto a Edgar Alarcón, Pepe Luna y la bancada de Antauro Humala, buscando aliados en la Fuerza Armadas del Perú, para ponerlos en contra del presidente, y dejando mal parado al partido político Acción Popular. Usando como “conejillo de indias” al escandaloso, estrepitoso personaje, anticuado y con signos de superioridad llamado Richard Swing quien desestabilizo la política apunto de traerse abajo otro presidente. María Antonieta Alva manejada como un títere por el gobierno también, se salvó de la censura del Congreso. por la minoría de votos. Otro quien duró menos de un mes fue, Pedro Cateriano, quien dejo la Presidencia del Consejo de Ministros por negarle el voto de confianza.

Este renovado y escandaloso Congreso se dedicó a perseguir a ministros y gabinetes, destruyendo la economía que estaba herida por la pandemia, nada les importó solo querían ver rodar cabezas, por la tentación del populismo económico para llegar al poder y control y usarlo a su favor. Si hablamos de poder; está semana muchos partidos políticos actuaron como vientres de alquiler, aprovechándose del oportunismo para atraer a ciertos personajes políticos que no tenían nada que ver con la agrupación, estos son algunos personajes inscritos en las ultimas semanas. George Forsyth será candidato de Restauración Nacional, ahora llamado Victoria Nacional; Hernando Soto con Avanza Perú, Fernando Cillóniz que llegó a la presidencia regional de Ica con Fuerza Popular ahora con Todos por el Perú, también esta última semana se inscribió el expresidente del congreso Daniel Salaverry con la agrupación Somos Perú y Susel Paredes en el partido Morado del desaparecido Julio Guzmán. Ninguno de estos políticos participó en la creación ni son parte de la militancia, entonces no tienen identidad ideológica.

Hasta el momento hay 24 agrupaciones inscritas solo dos llegarán a la segunda vuelta y uno será el ganador quien recibirá el cargo que ocupaba Martín Vizcarra, el próximo 28 de julio del 2021.

Edwin Rodriguez T

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *