En la provincia de Pataz, Minera Poderosa reporta un 17 % de avance en solo cuatro meses de ejecución de proyecto que llevará agua a cinco localidades de Tayabamba.

Obras por Impuestos se ha convertido en una modalidad de inversión pública con participación de la empresa privada que fomenta la ejecución rápida y eficiente de proyectos adelantando el desarrollo y mejorando la calidad de vida de los liberteños. Frente a ello, Minera Poderosa viene ejecutando importantes proyectos que benefician no solo a comunidades de su zona de operación en el distrito de Pataz, sino en otros puntos de la localidad liberteña como Tayabamba y Pías, o en otras provincias como Sánchez Carrión y Trujillo.

María Isabel Accinelli Cruzado, asistente de Obras por Impuestos (OXL) de CIA Minera Poderosa, explica el impacto que esta modalidad tiene y cómo la empresa minera viene dinamizando una cartera de proyectos enfocados en el cierre de brechas sociales como la obra de agua y saneamiento valorizada en S/ 20 millones que ejecutan en la Comunidad Campesina La Victoria del distrito de Tayabamba, que beneficiará a más de 2500 familias.

“Venimos ejecutando proyectos de Obras por Impuestos desde el 2014, tenemos más de ocho años trabajando en esta modalidad que tiene sus complejidades y que representa un desafío para las autoridades locales debido al desconocimiento”, comentó la experta. Accinelli Cruzado destacó que el primer proyecto éxito se desarrolló en el anexo patacino de Chuquitambo, en donde implementaron un sistema de riego.

“Este 2022, cinco anexos de la Comunidad Campesina La Victoria, son las zonas beneficiadas con el proyecto más ambicioso de Poderosa bajo esta modalidad de inversión. Estamos en el cuarto mes de ejecución con el 17 % de avance. Venimos trabajando con un equipo humano y profesional de alto rendimiento que nos va a llevar al éxito. Tenemos estándares de calidad muy altos para los proyectos que ejecutamos con el estado”, manifestó. La obra será entregada el próximo año.

La especialista precisó que la obra en Tayabamba cuenta con dos frentes de supervisión: uno a través de una supervisión privada contratada por Poderosa y otro conformado por la población. “Este juego de responsabilidades hace de un proyecto de esta modalidad cumpla con los más altos estándares de calidad”, concluyó.

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.