Tras el descenso de contagios y muertes por COVID-19, la Gerencia Regional de Salud (Geresa) de La Libertad anunció que la región superó la segunda ola de esta enfermedad. Sin embargo, indican que se deben mantener las medidas de bioseguridad y contención frente a una posible tercera ola.

Ante esta sitiación, la gerente regional de Salud, Kerstyn Morote, declaró lo siguiente: «epidemiología ha anunciado el cierre de la segunda ola al estar en la decimotercera semana de disminución de contagios y decesos por COVID-19. Ante ello, estamos dando la medida, pero nos pone más vigilantes ante una tercera ola que se podría presentar en cualquier momento”.

De la misma forma, hizo énfasis en mantenerse alerta y no confiarse. Esto haciendo referencia a los constantes desacatos de la población a las medidas que se han tomado para luchar contra la pandemia: el toque de queda y evitar el aglomeramiento en las calles, puesto que podrían provocar que la tercera ola se genere antes de lo previsto.