Según el gerente regional de Educación, Oster Paredes, el próximo 9 de agosto se retomarán las clases presenciales en los colegios de la región La Libertad. No obstante, los directores de cada institución educativa tendrán hasta el 30 de julio para presentar los protocolos de bioseguridad, entre otros requisitos para tener el permiso de regresar a esta modalidad de enseñanza.

Según palabras Oster Paredes, los requisitos serían los siguientes: «en la institución educativa primero tienen que evaluar las condiciones, tener todos los protocolos de boiseguridad, evaluar los indices de contagio y con ello presentar la solicitud a la UGEL (Unidad de Gestión Educativa Local) para que esta vuelva a evaluar y entonces se autorice la presencialidad en la institución».

También agregó que hasta 10 000 estudiantes, repartidos en 1 5000 colegios, podrían regresar a tomar clases presenciales dependiendo del plan de cada institución y la descición de los padres ante el hecho, pues si los padres no consideran que exista un ambiente seguro para sus hijo, estan en el derecho de no enviarlos. Esto como prueba de que este regreso a las aulas es voluntario, flexible y progresivo.