Arturo Fernández Bazán convocó a la población para el encendido de luces navideñas en la Plaza Principal del distrito. La policía llegó y lo detuvo por infringir el estado de emergencia.

Los agentes policiales detuvieron al alcalde de Moche, Arturo Fernández Bazán, por incumplir las medidas sanitarias, medida que evita el contagio de covid-19 en el país. El hecho ocurrió anoche en la Plaza Principal del distrito.

La autoridad edilicia convocó a la población para participar del encendido de luces navideñas. En la ceremonia se iba a contar con la presentación de una banda de músicos y se encendería fuegos artificiales.

Al promediar las 11:00 de la noche, los uniformados llegaron al lugar para paralizar la ceremonia y ordenar a la población que se dirija a su casa. Inmediatamente, se dirigieron al burgomaestre para iniciar con la detención por alterar el orden público en pleno toque de queda.

Según testigos, Fernández Bazán, al ver la presencia policial, se dirigió a la municipalidad para evitar ser detenido. Los uniformados ingresaron para proceder con la intervención y trasladarlo a la dependencia policial para las diligencias de ley.

Esta no es la primera vez que Arturo Fernández es noticia por desacatar las normas sanitarias. En anteriores oportunidades se ha enfrentado a la policía, y ha asegurado que no hay nada que temer con el covid-19.

El pasado 6 de noviembre, el Concejo Distrital de Moche aprobó por unanimidad la suspensión por 30 días de Arturo Fernández Bazán, por no convocar a sesión de concejo durante la cuarentena por la emergencia por el covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.