Durante su internamiento, los reclusos presentaron actos de indisciplina.

Un total de 31 reclusos del penal El Milagro fueron trasladados a Tumbes por graves delitos y son considerados de alta peligrosidad. Además, durante su internamiento presentaron actos de indisciplina y no evidenciaron un mejoramiento en su comportamiento.

El operativo se realizó bajo estrictas medidas de seguridad. El traslado inició el jueves 3 de diciembre a las 6:40 de la tarde, llegando al día siguiente al establecimiento penitenciario de Puerto Pizarro de la región de frontera.

El Instituto Nacional Penitenciario (INPE) informó que del total de internos trasladados, 21 pertenecían al régimen cerrado especial y 10 al régimen cerrado ordinario.

El reclusorio trujillano se encuentra sobrepoblado de internos. Desde las celdas, los reclusos mueven sus hilos para extorsionar a los empresarios y de la región liberteña.