Las instituciones educativas privadas tienen un plazo de siete días calendario, contados a partir del domingo 26 de abril, para presentar ante sus respectivas Ugeles los planes de recuperación, e informar de ello a las familias de los estudiantes.

Así se establece en las orientaciones pedagógicas para el servicio educativo de educación básica durante el año 2020, en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19, aprobadas mediante resolución viceministerial N° 00093-2020 del Minedu.

Estas orientaciones, cuyo ámbito abarca las instituciones educativas públicas y privadas de la educación básica, tienen como objetivo brindar a los docentes, directivos y otros actores del sector educativo pautas acerca de la reprogramación curricular del servicio educativo durante el año 2020 en el marco de la implementación del Currículo Nacional de la Educación Básica.

Culminación de clases

Así, se establece que el periodo lectivo concluirá el 22 de diciembre de 2020, con la posibilidad de extenderse por situaciones debidamente justificadas.

Esta reprogramación articula la modalidad a distancia y la presencial en el marco de la estrategia “Aprendo en casa” o, en su defecto, la estrategia de educación a distancia definida por cada institución educativa o programa educativo privado. Asimismo, es posible que las escuelas privadas usen los recursos de “Aprendo en casa” como complemento a sus propias estrategias de educación remota.

Horarios, tareas y evaluaciones

Las orientaciones enfatizan que la coyuntura exige asumir roles y prácticas diferentes a todos los actores involucrados en el proceso educativo. En ese sentido, señala que es necesario replantear tareas y horarios.

Al respecto, señala que no es saludable mantener a los estudiantes muchas horas frente a la computadora, viendo televisión o haciendo tareas. El horario de estudio debe organizarse en períodos cortos, de acuerdo con las edades, para no agobiar a las y los estudiantes.