Desde cascos y chalecos hasta dejadez por parte del Estado. Esto es lo que enfrentan los encargados del Ejército que tienen como labor luchar contra el terrorismo en la zona del VRAEM.

Por medio de documentos secretos y reservados de las grandes unidades del Ejército filtrados por el colectivo de hackers Guacamaya Leaks, se ha revelado las carencias del Ejército peruano como reducción del personal militar, armamento que ha cumplido su vida útil, falta de munición para el entrenamiento y ausencia de equipamiento electrónico para acciones de inteligencia.

Asimismo, ni siquiera hay suficientes chalecos antibalas ni cascos para proteger la integridad de los combatientes del Ejército.

Al no contar con elementos militares entrenados, se afecta la inteligencia humana, la infiltración, la red de colaboradores e informantes, que son claves para combatir a un enemigo como la organización criminal Movilizado Partido Comunista del Perú, cuyos integrantes se mimetizan con la población, explican los informes secretos y reservados.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *