La popular frase de Pedro Castillo cuando aún era candidato presidencial «No más pobres en un país rico», no se hace reflejar en la actualidad. El mandatario, hasta la fecha, ha gastado S/ 3′811,918.14 para su alimentación junto a la de su familia y empleados.

Toda esa cantidad de dinero se utilizó en casi un año de su gestión, caso contrario a lo que atraviesa el país con la inflación y el aumento de pobreza, quienes son los más afectados en los lugares más lejanos del país comiendo a través de ollas comunes y muchas veces percibiendo una comida al día.

Los eventos familiares también fueron partícipes del millonario consumo. El hijo menor de Castillo y la primera dama Lilia Paredes cumplieron años en febrero y abril, respectivamente. En ambos meses se gastó un total de S/184,137.77. Por otro lado, en diciembre de 2021 se canceló S/114,205.24 por órdenes de servicios destinadas a la alimentación.

Si se compara con los gastos de los anteriores mandatarios: Ollanta Humala (2011) y Pedro Pablo Kuckzynski (2016), en los primeros cinco meses de Humala se pagó S/379,393.08 por alimentación y en el mismo lapso con PPK fue S/342,707.76; pero con Castillo en el mando los gastos en Palacio se elevaron a S/537,892.32.

Es decir, se gastó más de S/300 mil mensuales para nutrir a Pedro Castillo, su familia y los empleados de Palacio de Gobierno, según el portal de Transparencia.