En un partido lleno de puntos suspensivos, los red devils lograron imponerse frente a una inquieta Granada, por 2-0; y aquí te presentamos los detalles.

Para empezar el partido, y resaltar otros puntos fuera de juego, en el minuto 5′, un fanático muy espontáneo se lanzó al campo completamente desnudo, hasta el momento se desconocen las razones de su «hazaña» y la manera en la que pudo ingresar, considerando las estrictas barreras de seguridad.

Regresando al encuentro, en el minuto 31′, después de un saque de meta de De Gea, y Lindelof remató y lanzó un pase largo por las nubes que mágicamente recepcionó Macus Rashford, que sin duda alguna, el control fue una barbaridad; y de cara al arco, no se achicó frente a Rui Silva, y con la derecha pateó al primer palo definiendo con categoría, abriendo el marcador: 1-0 para Manchester United.

Dicho resultado imperaría hasta casi la finalidad del partido; sin embargo, hay que destacar las actuaciones de Soldado, Herrera y Machís, por parte de Granada, quienes resaltaron por su múltiple generación de opciones.

Posteriormente, ya casi culminado el partido, a los 89′, el VAR pitó penal tras revisar un golpe de Eteki, finalmente Bruno Fernandez se encargó de cambiar penal por gol, aunque la sufrió, ya que Rui Silva se quedó a nada de robarle el grito de gol de la boca. Así, con suspenso, Bruno Fernandez marcó el 2-0 para sellar el partido.

De dicha manera, los red devils se adelantan en la carrera por las semifinales de la UEFA Europa League.

Por: Gustavo Polo Jiménez