El congresista Roberto Kamiche, de la bancada Perú Democrático, compartió en redes sociales una versión acerca de que en Dinamarca las personas que reciben algún tipo de ayuda social están inhabilitadas para ejercer su derecho al voto. Sin embargo, tras consultar mensajes oficiales del gobierno danés, revisar su Constitución y constatar verificaciones previas sobre la materia, Ama Llulla señala que esto es falso. 

El mensaje viral, difundido originalmente por una ciudadana común, tiene hasta el cierre de esta edición más de 5.000 interacciones y dice lo siguiente:

“En Dinamarca toda persona que recibe algún tipo de ayuda social está inhabilitada para votar. De esta forma se evita que la ciudadanía se transforme en clientelismo político y que sean votantes cautivos. Comparte esto si [quieres] que en Perú suceda lo mismo”.

El congresista Kamiche compartió este mensaje desde su cuenta de Twitter con el siguiente comentario: “Excelente [idea] que debe de aplicarse en el Perú”. 

Lo primero que hay que indicar es que en la Constitución de Dinamarca se menciona sólo una restricción para ejercer el derecho al voto. En el apartado uno, de la sección 29, se indica lo siguiente: “cualquier persona con nacionalidad danesa, con residencia permanente en el país y además que haya alcanzado la mayoría de edad, 18 años, puede votar.

A no ser que la persona esté bajo tutela, es decir, declarado incapaz judicialmente de encargarse de sus intereses personales”.

Ahora bien, la versión de que en Dinamarca las personas que reciben alguna ayuda social o asistencia pública están inhabilitadas de votar circuló en las redes sociales de Argentina y México durante el año 2019. 

Como respuesta, el 6 de mayo del 2019 la embajada danesa en Buenos Aires emitió un largo comunicado en su cuenta oficial de Facebook con la siguiente frase inicial:

“En Dinamarca, NO se pierde el derecho de voto al recibir ayuda social”.La explicación de esa embajada atribuía la versión a un malentendido a partir de una frase que proviene de la misma sección en la que se explica que todos los mayores de 18 años tienen derecho al voto:

“Está determinado por ley en qué medida el castigo y el apoyo que la ley considera «ayuda para los pobres» implica la pérdida de los derechos de voto”.Una aclaración similar fue publicada dos días después por la legación danesa en México, donde también circuló esta versión. 

Contrario al mensaje objeto de esta verificación, la edición comentada de la Constitución danesa, disponible en la web del Parlamento de Dinamarca, explica que las “personas que reciben asistencia financiera de un municipio o han sido condenados por un delito ya no perderán el derecho al voto”.

El medio español Maldita.es detectó en 2022 publicaciones con el mismo mensaje. Maldita confirmó que la Embajada de Dinamarca en España también había desmentido esa versión.

Este medio intentó comunicarse con el congresista Kamiche a través de su número personal y su cuenta personal de Twitter con el fin de solicitarle precisiones. Sin embargo, hasta el cierre de edición, no se obtuvo respuesta. 

En función a lo expuesto, la red Ama Llulla concluye que la versión compartida por el congresista Roberto Kamiche acerca de que en Dinamarca toda persona que recibe algún tipo de ayuda social está inhabilitada para votar es falsa.