En La Libertad, por actos de corrupción cometidos en los dos niveles de gobiernos, se perdieron unos 600 millones de soles en el 2019, y en el 2020 otros 18 millones de soles. Así lo confirmó el gerente regional de control, David Quiroga Paiva.

“El perjuicio neto de 2020 es de 18 millones, pero ahí hay que incluir algunos conceptos adicionales que hacen una suma de 22 millones. Los efectos que han sido contabilizados a través de un estudio que ha hecho la Contraloría General de la República, y así medir cuál es el impacto de esta corrupción proyectándola con respecto de todo el presupuesto regional”, indicó.

El representante de la Contraloría General de la República en La Libertad indicó que la ineficiencia en la gestión pública también deviene en la contratación de funcionarios que no cumplen el perfil, en ese sentido, hay responsabilidad directa de la autoridad, aquella que en su momento obtuvo el respaldo popular.

Quiroga Paiva, asimismo, señala que los intereses de la población quedan de lado cuando se trata de ejecutar una obra.