Por salir en defensa de su amigo, para que dos delincuentes no le roben su vehículo, un obrero de construcción civil fue asesinado de cuatro balazos, uno de los tiros le impactó en la cabeza. El hecho ocurrió en el centro poblado El Milagro, en el distrito de Huanchaco.

Según sus familiares, salió a las 4:30 de la mañana de hoy para ir a trabajar. La víctima fue identificada como Jorge Reyes Bueno (35), quién, al abrir la puerta de su casa observó que su vecino, que es taxista, forcejeaba con dos hampones, que pretendían robarle su herramienta de trabajo, por lo que fue a ayudarlo.

Sin embargo, uno de los delincuentes, al percatarse que el joven venía en ayuda de su amigo, lo interceptó en el cruce de las calles Buenos Aires y San Martín, y le disparó a quemarropa.

Reyes Bueno quedó tendido en el pavimento y pese a que intentaron auxiliarlo ya era muy tarde, porque había muerto.

Policía aún busca a los llamados «verdugos » que escaparon en una moto.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.