La empresa de Transportes Huanchaco anunció que dos de sus conductores se encuentran estables en el hospital Regional. Uno de ellos es confirmado de contagio de COVID-19, y otro se encuentra a la espera de los resultados.

Desde el inicio de la cuarentena, el servicio de transporte público redujo en un 30 % la circulación de sus unidades. Además, indicaron que sus conductores cumplían con los protocolos de seguridad. Sin embargo, a partir de ayer ya no circula ninguna de sus unidades, pues todo su personal se encuentra aislado permanentemente.

La presidenta del directorio de la empresa, Inés Vargar, hizo un llamado a las autoridades para que se realice la prueba a sus demás conductores. Asimismo, pidió a la colectividad respetar las normas de salubridad para no exponerse a contagios.