Gran hallazgo. Un equipo de investigadores ha logrado descubrir un diente de 1O centímetros de largo descubierto en los Alpes suizos como perteneciente a un reptil marino gigante llamado ictiosaurio, el dinosaurio marino más grande de la historia.

La mayoría de los ictiosaurios de mayor tamaño carecían de dientes y succionaban a sus presas, a diferencia de sus homólogos más pequeños. Este diente, que se encuentra incompleto, forma parte de un hallazgo de fósiles de tres ictiosaurios diferentes encontrados en los Alpes de Graubünden, en el este de Suiza, entre 1976 y 199O.

Para los investigadores de las Universidades de Bonn y Zúrich, un diente completo podría haber alcanzado los 15 metros de longitud. La raíz del diente tiene 6 centímetros de diámetro, lo que lo convierte en el diente de ictiosaurio más grueso jamás encontrado.

Como se conoce, los ictiosaurios aparecieron hace 250 millones de años, cuando el 95% de las especies marinas habían desaparecido. Se alimentaban de peces y tenían que salir a la superficie para respirar, como los delfines y las ballenas actuales.

Por NTrujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *