En el 2019, la Línea 100 recibió 2675 denuncias, mientras que en el 2020 se incrementó a 6645, respectivamente.

Durante la pandemia del coronavirus, las denuncias por violencia contra la mujer se incrementaron hasta en un 300% en comparación al año pasado. Esta alarmante cifra la dio a conocer la Defensoría del Pueblo en una supervisión a la Línea 100. El organismo informó que el 2019 se recibió 2,675 denuncias y 6,645 en el 2020.

En cambio, a nivel nacional, el organismo defensor encontró 179 llamadas, los cuales, el 65% se atendieron de manera inmediata. Sin embargo, el 35% restante tuvo que realizar la comunicación telefónica en más de una oportunidad ante la saturación del servicio.

En la mayoría de los casos, el personal de la Línea 100 instó a la persona afectada a realizar la denuncia correspondiente ante las autoridades. Además brindó orientación sobre los medios probatorios que se podían presentar en la denuncia o durante el proceso.

La Defensoría del Pueblo recomendó al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables que cree un protocolo de atención para las mujeres víctimas de violencia. Esto debe contemplar las acciones a seguir en casos de emergencia, ya sea por desastres naturales, temas sanitarios o durante conflictos armados.