Tras los hechos ocurridos en el centro poblado San Miguel del ENE, la Defensoría del Pueblo exige a la PNP y a las Fuerzas Armadas que se haga una investigación exhaustiva de lo sucedido en el Vraen.

La Defensoría del Pueblo condena enérgicamente la violación de los derechos humanos perpetrada por terroristas. Conforme señala la Policía Nacional del Perú y el Ministerio Público el ataque ha segado la vida de 16 personas, entre las que se encontraban niñas, mujeres y varones, en el Centro Poblado San Miguel de Ene.

Ante estos hechos trágicos, la Defensoría del Pueblo exige una investigación en profundidad para conocer las circunstancias y móviles de los crímenes y la determinación específica de la autoría. Estos delitos deben ser perseguidos y sancionados severamente.

Del mismo modo, recuerda a las autoridades estatales su deber de brindar atención a las víctimas sobrevivientes, en especial y prioritariamente a niñas, niños y adolescentes, y a los demás familiares de las personas asesinadas, para lo cual será necesaria la intervención del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Finalmente, la Defensoría del Pueblo envía un mensaje de solidaridad y condolencias a las familias de las víctimas y hace un llamado a la Policía Nacional del Perú y a las Fuerzas Armadas a desplegar su máximo esfuerzo en procura de brindar paz y tranquilidad a la población del Vraem.

“La lucha contra el terrorismo requiere de acciones efectivas en el campo social, económico y sobre todo de seguridad. Una lucha que no puede ser objeto de uso político. El dolor de las familias debe respetarse.”

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required